Alimentación para hipotiroidimo. Descubre el origen y claves

Probablemente conozcas a alguien que sufra esta patología. Y es que, tristemente es bastante común. La buena noticia es que una vez diagnosticada, la calidad de vida es muy buena. Hay algunos aspectos clave de la alimentación para hipotiroidismo que debes conocer si sufres esta afección. ¿Te quedas?


Alimentación para hipotiroidismo

Alimentación para hipotiroidismo. Origen y claves


¿Qué es el hipotiroidismo?

La glándula tiroides se localiza en la parte delantera del cuello, allí se sintetizan las hormonas tiroideas que se mueven por la sangre hasta todos los tejidos del cuerpo. Esa síntesis está regulada por la hormona estimulante de la tiroides (TSH) secretada en la hipófisis.
La función de las hormonas tiroideas es ayudar al correcto funcionamiento del metabolismo y también a regular otras funciones vitales como la temperatura corporal y la frecuencia cardíaca.

El hipotiroidismo es una patología que cursa con una secreción insuficiente de la hormona tiroidea, bien por un fallo en la glándula tiroides o por una insuficiente estimulación en la hipófisis.
El hipotiroidismo se asocia a un mayor riesgo en enfermedad coronaria, incluyendo hipercolesterolemia, hipertensión y elevación de los niveles de homocisteína.

¿Cuáles son las causas?

  • Enfermedad autoinmune (tiroiditis de Hashimoto). Es la causa más frecuente. El sistema inmunológico no reconoce a la glándula tiroides como propia, la ataca y la destruye.
  • Extracción parcial o total de la glándula tiroides. Se lleva a cabo la cirugía en aquellas personas con nódulos, hipertiroidismo o por cáncer tiroideo, afectando, por tanto, a la función de la glándula.
  • Tratamiento radioactivo. Se trata con yodo radioactivo a personas con cáncer de tiroides, hipertiroidismo o bocio nodular. Al igual que en la anterior, al destruir la glándula se pierde la función tiroidea.
  • Hipotiroidismo congénito. Es menos frecuente, se produce en bebés que nacen sin tiroides, solo parcialmente o con un funcionamiento ineficiente.
  • Medicamentos. Tomar medicamentos como litio, orlistat, interferón, aldesleukina, metimazol, entre otros, pueden impedir un función normal de la glándula tiroides.
  • Demasiado o muy poco yodo. El yodo es necesario para producir hormona tiroidea, si se ingiere demasiado yodo o demasiado poco puede provocar hipotiroidismo.
  • Daño en la hipófisis o en el hipotálamo. Son los más raros, la falta de secreción de la TSH provoca que la glándula tiroides no sintetice hormonas tiroideas.

¿Qué síntomas tiene?

Tienden a ser sutiles y su instauración es lenta y progresiva. Además son a menudo inespecíficos, por lo que hacen difícil el diagnóstico.

Cansancio, fatiga, calambres musculares, intolerancia al frío, apatía, depresión, disminución de la memoria y de concentración, piel y cabello seco, uñas quebradizas, palidez de piel, aumento de peso, estreñimiento, somnolencia excesiva e incluso incrementos en las cifras de colesterol.


Tipos de hipotiroidismo

 

Tres tipos distintos de hipotiroidismo

Tipos de hipotiroidismo


Valorar los niveles de T4 y TSH en una analítica de sangre junto con el examen físico son los primeros pasos para el diagnóstico de hipotiroidismo. La medición de los anticuerpos tiroideos en sangre  también ayudan a diagnosticar la causa.


Alimentación para hipotiroidismo

Hay algunos aspectos clave en la alimentación para hipotiroidismo

¿Cómo tomar el eutirox?

  • Siempre con abundante agua
  • 1 hora antes del desayuno o 3 horas después de la cena.
Lo primordial es tener de base unos hábitos de alimentación saludables
A partir de ahí, en la parte específica de alimentación para hipotiroidismo, lo que se debería tener en cuenta es: 
  • Aumentar el consumo de pescado azul, nueces y semillas de chía por ser fuente de omega 3.
  • Consumir sal yodada, en cantidad normal.

  • Evitar el consumo de sal no yodada y algas.
  • Evitar el consumo de soja y sus derivados en las 4 horas anteriores y posteriores de la toma de la levotiroxina

  • Cocinar siempre los alimentos goitrógenos: col, coliflor, brócoli, repollo, kale, lombarda y boniato.
  • Y controlar su frecuencia de consumo (1-2 veces a la semana)

 


Bibliografía (pincha en los enlaces):
· ScientiaSalut
· Cun.es
· Thyroid.org


Si has aprendido sobre alimentación para hipotiroidismo o si crees que puede servirle a alguno de tus contactos, comparte en tu red social favorita. Como siempre, gracias por estar ahí.


Leticia Marín, dietista-nutricionista en Burgos Nº Col. CYL00012